En la mayoría de los casos es necesario tener memoria histórica para hablar de la importancia y el impacto que un hecho o una cosa ha tenido en la humanidad. Hoy hablamos de la historia del cinturón de seguridad, un invento ligado a la historia de Ford y que ha salvado millones de vidas a lo largo de poco más de cincuenta años de historia. ¿Quieres más información sobre Ford? Solicítala aquí.

Y es que a pesar de su eficacia, todavía hay quien continúa resistiéndose a llevar puesto el cinturón de seguridad desde el primer momento en el que se sientan al volante.

¿Eres de los que te pones el cinturón inmediatamente o se te olvida a menudo?

Está considerado el sistema de seguridad más efectivo jamás inventado, incluido el airbag, la carrocería deformable o cualquier adelanto técnico. En 1956 se montaron en fábrica los primeros cinturones en autos Ford. Eran opcionales y venían dentro de un paquete de seguridad llamado "SafeGuard". Este proyecto fue impulsado por Robert McNamara, un directivo de Ford, quien además trabajó en otras medidas de seguridad como los salpicaderos (tableros) acolchados.

Más tarde, en 1959, se fabricó el primer cinturón de seguridad montado de serie como equipamiento estándar en vehículos de producción masiva. Fue el ingeniero de Volvo Nils Bohlin, quien inventó el cinturón de tres puntos. Una patente que se liberó para que todos los demás fabricantes pudiesen copiar el diseño.

Poco a poco vinieron las mejoras. En EE.UU., los cinturones automáticos se empezaron a montar en los años 1970. Por aquel entonces la ley obligaba los fabricantes a introducir elementos de protección pasiva. Estos cinturones estaban sujetos a la puerta y requerían de mucha menos colaboración por parte del pasajero. El cinturón de seguridad se instaló primero en los asientos delanteros y 20 años después se instalaron en los de detrás.

Según el Departamento de Vehículos de Motor del Estado de Nueva York, en 1984 fue aprobada por primera vez la Ley obligatoria del Cinturón de Seguridad. Ese año el 16% de los conductores lo utilizaban siempre y 12.000 personas sin cinturón fallecieron en accidentes de tráfico. Después de 10 años, el 73% ya llevaba puesto el cinturón de seguridad. De momento, son 27 los estados que cuentan con leyes primarias sobre el uso del cinturón de seguridad. Florida, el pasado 30 de junio, pasó una ley que permite multar a un conductor sin cinturón, así no cometa otra infracción.

Según estudios del Departamento de Transporte de los Estados Unidos, aproximadamente 52% de los pasajeros del asiento trasero no utilizan el cinturón de seguridad así que 14 estados han adaptado legislación que requiere que todo ocupante del asiento trasero utilice restricciones de seguridad. Nueva York se espera sea el número quince.

Queda mucho camino por recorrer para que todos los ocupantes de un vehículo viajen con el cinturón abrochado.

¿Cómo aportas tu a esa mejor tendencia, obligas a los tuyos a abrocharse el cinturón no importa dónde se sienten? ¿Quiénes se resisten más? ¿Qué tienes que hacer para que todos lo usen?