Si crees que ser infiel es sólo un problema de hombres estás equivocada. La brecha que antes existía entre el porcentaje de hombres versus mujeres infieles se está cerrando cada día más. Aunque nadie sabe con exactitud cuantas mujeres casadas han sido infieles (algunos porcentajes varían de 30-60 por cierto de mujeres que han sido infieles versus 50-70 por ciento de hombres), lo cierto es que si una mujer no está satisfecha con su relación actual tiene las mismas oportunidades y posibilidades de ser infiel que un hombre.

Tras preguntar, leer, y buscar por el Internet, hemos desarrollado una lista de las razones más comunes que motivan a una mujer a ser infiel.

¿Qué piensas? ¿Son parecidas a las de los hombres? ¿Nos faltó alguna? Comenta aquí.


1. Se sienten ignoradas

Las mujeres de hoy tienen que balancear muchas responsabilidades: el trabajo, los hijos, la comida, el cuidado de la casa, etc. Recibir reconocimiento por todo lo que hacen es primordial para sentirse especial. Pero cuando una mujer empieza a sentir que no está recibiendo el reconocimiento y agradecimiento que se merece, ahí es cuando posiblemente empiece a buscar ese cariño en otra parte.

Un factor clave es la importancia de la buena comunicación (y no nos estamos refiriendo a la comunicación de '¿le ayudaste a los niños con las tareas?' o '¿pagaste la factura de la luz?'). Estamos hablando de las conversaciones que tenían antes que tuvieran un sin fin de responsabilidades, esas conversaciones donde hablaban de sus sueños, metas, y se expresaban mutuamente todo su amor y cariño.

2. Se sienten sexualmente insatisfechas
El sexo puede convertirse en algo monótono si no existe la creatividad y espontaneidad de tratar cosas nuevas. Aún si están teniendo sexo regularmente la monotonía es un mata pasiones. De igual manera, la misma rutina puede hacer que la mujer sienta que no están 'haciendo el amor'. Puede ser aún más frustrante cuando el hombre se reusa a tomar en cuenta las necesidades de la mujer y, sintiéndose insatisfecha, va en busca de una 'aventura' que si la complasca.

3. El ego necesita un estímulo
No importa que tan increíble sea su pareja, para algunas mujeres es necesario tener la afirmación que todavía son sexies, bellas y que pueden aún atraer un hombre. El sexo y una relación fuera 'extra-curricular' es una manera 'fácil' y 'rápida' de subirse el autoestíma.

4. Es hora de la venganza
Si su pareja fue infiel o la engañó sobre cualquier otra cosa, una mujer puede sentirse con la autoridad de desquitarse con la misma moneda. Es posible que el engaño haya sido hace años pero si fue algo que le causó bastante dolor puede tomar represarías mucho tiempo después.

5. Han perdido interés

Hay mujeres que al casarse pensando con un 'super hombre' se enfrentan con la realidad que su compañero es perezoso, desorganizado, poco motivado, etc. Todo esto puede causar que la mujer se sienta menos interesada, que posiblemente lo admire menos, y busque alguien más a quien admirar y que la deslumbre.

Si su pareja no muestra interés en las cosas que le gusta hacer, la mujer también puede empezar a buscar esa conexión fuera de la casa.