Estás felíz con tu pareja, te consciente, es caballeroso, romántico, detallista, trabajador... pero, hay un problema, digamos que su vida sexual está un poco 'floja'. ¡Tranquila, no es el fin del mundo! La buena noticia es que si estás en una relación buena y estable que tiene ciertas fallas de tipo 'sexual' existe una solución.

Y ¿sabes? aquí te voy a dar el arma secreta que te ayudará a enfrentar con tu pareja sus problemas íntimos... ¡la comunicación! Sí, no es nada revolucionario pero a muchos se nos olvida su gran poder. Pon atención a estos consejitos sobre cómo abordar el tema con tu pareja.

1. No discutan el tema.... en la cama

No puede haber peor mata pasiones que airar tus inconformidades intimas cuando estás apunto de tener sexo con tu pareja.... o peor aún, ¡después de haberlo hecho! Piensa que tu habitación, tu cama, es un santuario (el santuario del amor y el sexo) y cómo tal, no debes profanarla. Mejor, escoge un lugar neutro que sea placentero para los dos.

2. Fijen fecha y hora
Bueno, de pronto no tanto como fijar una fecha u hora exacta pero si es importante evitar sacar el tema de la nada. Es posible que, al abordar el tema repentinamente, tu pareja se indisponga y se ponga a la defensiva. Lo ideal es mencionarle que quieres hablar, acordar cuando pueden los dos, y así los dos llegarán preparados.

3. Recuerden con cariño las noches de pasión

Bien dicen que recordar es volver a vivir y en este caso, poder hablar de las cosas que alimentaban la llama de la pasión en una época puede ser suficiente para identificar las áreas donde pueden mejorar. ¿Extrañas cuando te acariciaba y besaba dulcemente antes de hacer el amor? ¿O cuando te daba el beso más apasionado del mundo en plena calle? ¡Díselo!

4. Entiende que el no sabe automáticamente que hacer para satisfacerte
¡Mujeres, los hombres no saben con certeza que hacer para complacernos! Sí, es posible que tengan una idea general pero también es posible que esa idea 'general' no aplique a nosotras. Recuerda que nuestro cuerpo cambia (por ejemplo cuando tenemos hijos) y lo que alguna vez nos daba satisfacción, hoy no nos hace ni cosquillas. Acostúmbrate a ser honesta con tu pareja y siempre decirle lo que te gusta y lo que no.

5. Habla de 'yo', no de 'tu'
Puede resultar mucho más fácil reprocharle a tu pareja por todas las cosas que el no está haciendo pero evita decir, "tú no me satisfaces" o "tú siempre andas a las carreras cuando vamos a hacer el amor". Es mucho mejor formular tus inconformidades y deseos diciendo 'yo': "para satisfacerme, yo quiero que me toques así" o "yo quiero que me beses y acaricies lentamente".

6. Presta atención a la comunicación no-verbal

Es posible que estés siguiendo todos estos consejos al pie de la letra pero, ¿y qué pasa con tu comunicación no-verbal? Recuerda que tus gestos, tono de voz y movimientos también son un espejo a tus sentimientos. Cuando hables con tu pareja, relájate y no permitas que el enojo o la frustración se entrometan.

7. Ofrece soluciones y escucha sus ideas
¿Crées que es suficiente que el te escuche a ti? ¡No! Los deseos de tu pareja son igual de importantes a los tuyos y, como mencionamos anteriormente, estos también han podido cambiar. Compartan los dos sus deseos e inconformidades y juntos piensen en cómo pueden mejorar su vida sexual.

8. Recuerda que ésta no es una conversación de un sólo día

¿Cuántas veces has hablando con tu pareja acerca de las finanzas de la casa? ¿O de la educación de tus hijos? Supongo que muchas, como debería de ser. Ahora, ¿por qué no tratar su vida intima y sexual de la misma manera? Este tipo de conversaciones no deberían limitarse a un sólo día, es importante tener un 'chequeo sexual' regularmente.

¿Te gusta el contenido de Tu Voz? ¡Siguenos en Facebook y únete a nuestra gran comunidad!