Desde siempre las mujeres están acostumbradas a ¨customizar¨ la ropa, los zapatos, el cabello, etc. Hoy en día todavía muchos se sorprenden de que éstas se atrevan a personalizar los autos para mejorarlos, hacerlos únicos y diferentes de los demás, porque tan personal es vestirse una misma como vestir a su auto. "Tunear" (que es un derivativo de la palabra "tunning" en inglés) o personalizar un automóvil ha sido hasta ahora cosa de hombres. Sin embargo esta actividad cada vez tiene más adeptas entre las mujeres, sobretodo en la cuna del ¨tunning¨, Estados Unidos, lo que tiene encantada a esta industria millonaria.

Según la Asociación de comercio de equipos especializados SEMA, www.sema.org, que cada año organizan la feria más grande de mundo de autos personalizados en Las Vegas a principios de noviembre, las mujeres entusiastas que comparten esta filosofía con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años han crecido en número: De un 13% en 1996 ha pasado al 25 % en 2009. Todos estos datos son facilitados teniendo en cuenta el número de ventas de accesorios para personalizar autos.

Tanto hombres como mujeres buscan lo mismo: buen aspecto, excelente sonido en todos los sentidos y que su auto sea único y diferente. Se buscan máquinas que digan algo de quien lleva el auto. En el exterior predominan los acabados en cromo, alerones aerodinámicos, antenas de radio, llantas anchas, tubos de escape artesanales, tapones del depósito de gasolina diferentes. En el interior se cambian los asientos, computadoras, guías electrónicas, radios MP3, DVD, cajas de altavoces o cornetas, alfombrillas, pedales antideslizantes, etc.

Algunos hombres critican que las mujeres no saben hacer con sus propias manos estos cambios en el motor o en el interior de los vehículos. Lo cierto es que hoy en día tampoco ellos. Todos acuden a un mecánico para personalizar las modificaciones. Pero, ¿"tunean" igual los hombres y las mujeres?

Una amiga opina que las mujeres tienen mucho que aportar. Acaba de personalizar el suelo de su auto con tapizado de falso leopardo. El resto lo mandó a hacer con su mecánico, incluyendo la instalación de pantallas planas de TV. Dice que uno de los colores de moda entre las mujeres que tunean es el de "fresa salvaje", incluso para el motor y los espejos exteriores.

Para otras mujeres menos entusiastas, personalizar un auto significa dar un uso más eficaz y práctico al espacio o aumentar las comodidades de los pasajeros, especialmente los niños. A mi prima le gusta poner los juguetes de su hijo en caja-contenedores a sus pies para que no vayan sueltos y rueden por todas partes. También, los utiliza en el maletero para depositar las compras y otros objetos.

Además, es interesante saber que cada vez hay más mujeres que no se dejan intimidar en las exhibiciones de esta industria principalmente varonil. ¿Y tu qué piensas?

¿Quieres más información sobre nuestros patrocinador, Ford, y su extensa linea de autos?
Solicíta más información aquí.

¿Te gusta el contenido de Tu Voz? ¡Síguenos en Facebook y únete a nuestra gran comunidad!