Por que siempre estoy cansada



















Si tu respuesta cuando te preguntan " ¿cómo estás?" ya no es bien, o mal, sino "siempre estoy cansada", es hora de que te cuestiones si tu constante fatiga es normal. Es natural que después de hacer mucho ejercicio, de tener una intensa jornada de trabajo o incluso de sufrir un gran impacto emocional, te sientas sin fuerzas. Pero si esto se convierte en tu pan de cada día y te preguntas '¿por qué siempre estoy cansada?', tal vez haya otros factores que contribuyan a que no te sientas con la energía que necesitas para el día y que te la pases añorando la cama para irte a dormir.

Existen varias causas de la fatiga y la somnolencia. Revisa esta lista y analiza si tu caso puede deberse a alguna de ellas. Tal vez algunas te sorprenderán.

Comer muy poco o comer mal. Si no desayunas, es probable que te sientas sin energía durante el día. Debes llevar una dieta balanceada e incluir proteínas y carbohidratos, en todas tus comidas (idealmente frutas y/o verduras también). Por ejemplo: pollo con arroz integral y ensalada, o al desayuno, huevos, tostadas y un poco de fruta. Esto ayuda a que tus niveles de glucosa en la sangre se mantengan dentro de los niveles normales y no sientas fatiga.

Anemia por deficiencia de hierro. Este es un tipo común de anemia (cuando la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno y eliminan el dióxido de carbono). Es una de las causas principales de fatiga en las mujeres. Debido a la pérdida de sangre durante la menstruación, es posible que el cuerpo tenga deficiencia de hierro. Para eso, lo mejor que comas más alimentos que contienen este mineral como carne, fríjoles, hígado y cereal enriquecido con hierro.

¿Estás deprimida? Aunque pienses que la tristeza crónica sólo se asocia con un estado emocional, debes recordar que también tiene repercusiones físicas. La depresión puede hacerte sentir cansada, perder el apetito e interferir con tus sueño (lo que te hará estar aún más cansada). Si sospechas que tienes depresión, visita a tu médico para poder tratarla. El o ella te ayudarán o te referirán con alguien que te ayude.

Hipotiroidismo. ¿Has oído hablar de la tiroides? Pues bien, es una glándula que está situada en la base de tu cuello y regula tu metabolismo. Cuando la glándula trabaja a un ritmo más lento de lo normal, entonces puedes sentirte fatigada y aumentar de peso. Recuerda que el metabolismo se refiere a la velocidad a la que tu cuerpo convierte los alimentos en energía. Si padeces de hipotiroidismo, tu médico puede recetarte lo que necesitas (que es la cantidad de hormona tiroidea que tu cuerpo no está produciendo para que los niveles estén normales en la sangre), y así, tu energía también estará por lo alto.

Exceso de cafeína. Sí, ¡aunque no lo creas! La cafeína es buena para mantenerte alerta por un corto período de tiempo, pero excederte en su consumo puede jugarte en contra. El exceso de cafeína puede causar presión arterial alta y puede afectar tu sueño. Así que no tomes demasiado café, sodas con cafeína o té con cafeína. Todo en moderación.

Deshidratación. Aunque no estés en constante movimiento, tu cuerpo necesita agua para funcionar al 100%. Por eso, antes de sentir sed, toma agua. Tener sed ya indica que estás deshidratada. Una forma de saber si has tomado suficiente agua durante el día es si tu orina es cristalina. Y si vas a hacer ejercicio, toma agua antes. Es bueno que tu cuerpo ya esté hidratado.

Dormir mal. Si sufres de insomnio, por supuesto que tu cuerpo se sentirá cansado, ya que no logra recuperarse de los ajetreos diarios. Si es tu caso, consulta con tu médico para saber qué es lo que no te deja dormir.

Otras condiciones como diabetes, enfermedades cardíacas o fibromialgia, pueden también interferir con tu descanso y producirte agotamiento.

No consideres que el estar siempre cansada es normal. Mejor, consulta con tu médico para que puedas disfrutar de tu vida con energía. ¡No te dejes ganar por el cansancio!

Para reportes gratuitos y más información sobre cualquier tema de salud visítame en www.VidaySalud.com.