Un reciente estudio que realizó USA Today entre personas desempleadas, reveló que la mayoría de ellas habían perdido mucho más que el empleo. Habían perdido el optimismo de encontrar pronto otro trabajo. El 60% predice que deberá aceptar un puesto que no le gusta, casi el 50% predice que no encontrará un trabajo en las próximas 4 semanas y lo que es más preocupante, un 23% se ha tenido que mudar para ahorrar gastos y un 21% ha buscado ayuda médica por estrés u otros problemas de salud relacionados de alguna manera con la falta de empleo. Si estás en esta situación o conoces a alguien que lo esté, te invito a seguir leyendo. Aquí te doy algunas sugerencias que te pueden ayudar a identificar cosas que puedes hacer si no tienes trabajo.

Es lógico que si pierdes tu trabajo, pases por varias etapas. En un primero momento puedes sentir rabia, angustia, tristeza por lo que significaba para ti ese empleo, la seguridad de tener un cheque y beneficios. Incluso la rutina de levantarte temprano y tener el día estructurado. Y no olvidemos la interacción con tus compañeros, jefes y subordinados. Tal vez te quejabas un poco, pero ahora que no tienes que lidiar con ellos, los extrañas.

Al pasar las semanas te das cuenta de que debes buscar otra cosa y empiezas el proceso. Revisas tu currículum y lo envías por correo electrónico a conocidos o lo subes a portales de búsqueda laboral. Tal vez asistes a algunos eventos de networking o a algunas ferias de trabajo. A medida que va pasando el tiempo y no recibes respuesta, y que tus intentos parecen caer en saco roto, te empiezas a desesperar. Después de un determinado número de rechazos, es posible que dejes de intentar y te quedas en casa, aislada.

Esto es lo peor que puedes hacer. Si bien es natural que cada tanto te sientas agotada por la búsqueda, la idea es que te tomes pequeños respiros --llámalas "vacaciones de la búsqueda laboral"-- que te sirvan para recuperar las fuerzas y volver a la lucha. Para eso, te sugiero:

1. Estructura tu búsqueda de trabajo de lunes a viernes de manera que tengas un horario en el que estarás explorando oportunidades por Internet, hablando por teléfono reuniéndote con posibles contactos y asistiendo a eventos donde puedas conocer gran número de personas que tengan empleos en industrias que te interesen.
2. Estructura dentro de tu calendario días en los que no buscas trabajo sino que sales con amigos a divertirte. Y asegúrate de dejar al menos un día del fin de semana para ir al cine, hacer una excursión a algún lugar nuevo.

Lo importante es que en tu día libre te olvides de que estás desempleada. Que puedas nutrir tu cuerpo y tu espíritu a los que seguramente tienes un poco olvidados. Aquí van algunas ideas de cosas que puedes hacer si no tienes trabajo que requieren poco dinero.

1. Organiza con tus amigas un "Spa". Para eso, alguien pone la casa y todas llevan cremas, lociones, limas, esmaltes de uñas, champú, acondicionador de cabello, maquillaje, etc. Luego se turnan para que todas se ocupen de cada una de las demás. Es una manera divertida de pasar una tarde de relax entre amigas y renovarte.

2. Organiza un té de amigas y lean algún cuento en voz alta. Elige el cuento con cuidado para que las inspire y les permita mantener una discusión estimulante.

3. Participa en alguna clase de yoga, zumba, Pilates o cualquier otra disciplina física que te atraiga. Lo importante es moverse, ya que la actividad física incentiva ciertos neurotransmisores que te dan energía y agudeza mental.

4. Durante el invierno, si vives en una zona donde no puedes caminar al aire libre, arregla con una amiga para ir a caminar a un mall, a un museo, o a Home Depot. No importa tanto adonde vayan como que elijas bien la compañía. Escoge alguna amiga positiva y con buena onda.

Estar desempleada puede ser difícil pero si mantienes una buena actitud, tendrás mejores respuestas en tus entrevistas tanto formales como informales. Proyectarás una imagen de seguridad y serenidad lo cual es muy positivo para quien te está entrevistando o para quien te quiere recomendar a alguien que tiene oportunidades. La desesperación espanta y lo que tú menos quieres en estos momentos es alejar a alguien porque estás desesperada. Trátate con cariño y dedicándote tiempo para renovarte y verás que de a poco las cosas empiezan a tomar mejor color.

www.marielablog.com
www.marieladabbah.com
www.latinosincollege.com
www.facebook.com/latinosincollege