Banos vapor vaginalesUn baño a vapor suena bien cuando estás cansada y lo único que piensas en poder darte una escapada a un Spa, aunque sea un lujo, por unas horas, para liberar todas tus tensiones. Ahí encontrarás todo tipo de servicios: faciales, varios estilos de masaje, manicure, pedicure, lo que pidas para relajar el cuerpo y la mente. Pero te apuesto a que no habías pensado que tus "partes privadas" también quieren darse ese lujo. ¿Un baño de vapor para la vagina? Si te suena como una locura, no te sorprendas. Ya existen Spas que ofrecen este nuevo y extraño servicio, por ahora en el Sur de California y en Nueva York.

Los baños de vapor vaginales provienen de una antigua tradición coreana, y se denominan Chai-yok. Según la sabiduría antigua, reducen el estrés, eliminan las hemorroides, regulan el período menstrual, combaten infecciones vaginales y hasta ayudan a la fertilidad. Al parecer, en Corea, muchas mujeres se dan su baño de vapor vaginal luego de su menstruación.

Sin embargo, en este lado del mundo, esas creencias aún no se comprueban científicamente. En declaraciones que dio al diario Los Angeles Times, el Dr. Vicken Sahakian, director del Centro de Fertilidad Pacífico en Los Angeles (Pacific Fertility Center) deja claro que para él es "una especie de medicina vudú que a veces puede dar resultados". Es decir, que las creencias de la antigua Corea, no corroboran que en efecto, darse un baño de vapor sea bueno para la salud vaginal. Por su parte, la Dra. Laura Riley, directora de trabajo de partos del Hospital General de Massachussets en Boston, reconoce que "hay evidencias de que las terapias que benefician el cuerpo y la mente pueden disminuir el estrés y aumentar las fertilidad", pero no entiende cómo un baño de vapor en la vagina, puede hacerlo.

Todo parece indicar que hay algo del llamado "efecto placebo" que puede hacer que por el sólo hecho de creer que algo funciona, funcione. Algunas mujeres dicen que luego del baño de vapor vaginal se han sentido más llenas de energía y reconfortadas. Otras en cambio, se preocupan por quemar su vagina, ya que la ven como una parte muy sensible y no le quieren hacer daño. En general, este tema despierta controversia.

Por ahora, si te cruzaras con un Spa que hace este tipo de tratamientos, no te digo que no lo hagas, pero recuerda que no está científicamente comprobado que tenga beneficios para la salud de tu vagina. Como siempre, lo mejor que puedes hacer, es consultar con tu ginecólogo o ginecóloga para que el o ella te indique lo que considera mejor para la salud de la vagina.

Ya veremos si en el futuro la ciencia demuestra que el vapor tiene efectos positivos en el bienestar de la vagina, o si todo se queda en las creencias de la antigua Corea.

Para reportes gratuitos y más información sobre cualquier tema de salud visítame en www.VidaySalud.com, ahora con su nueva sección, Medicina al Día.