Infecciones vaginales¿Quién no se ha topado con una desagradable infección vaginal? Yo creo que son muy pocas las que no han tenido el "gusto" de conocerlas, pero si este es tu caso, no queremos que te tomen por sorpresa, ya que si no se atienden oportunamente, el problema podría agravarse. Aquí te decimos cómo detectarlas, para que en caso de que estés padeciendo alguna, acudas a un ginecólogo lo más pronto posible.

Según el sitio Young Womens Health, las tres causas más comunes, de una infección vaginal, (mejor conocida como vaginitis en medicina) son las infecciones por hongos, la vaginosis bacteriana y la tricomoniasis.

¿En qué consisten estas infecciones vaginales y cómo se manifiestan?

- Infecciones vaginales por hongos: Éstas también conocidas como Candidiasis, son las más comunes. Tan es así, que la mayoría de las mujeres la ha padecido por lo menos una vez en su vida. Ésta se produce cuando un tipo de hongo llamado Cándida (el cual se encuentra en la vagina, la boca y el tracto digestivo) crece en forma excesiva, al alterarse el equilibrio de organismos en la vagina. Si notas que tienes una secreción vaginal (sin olor) más espesa de lo normal, blanca y como cuajada (como el requesón o queso cottage), picor, hinchazón, ardor y enrojecimiento en el área vaginal; es probable que estés padeciendo de una infección de este tipo, por lo que debes acudir a un especialista para que te revise.

- Vaginosis bacteriana: Al igual que la infección por hongos, la vaginosis por bacterias, es muy común. Ésta se produce cuando hay un incremento excesivo de bacterias anaeróbicas, y la bacteria benigna y protectora, conocida como Lactobacillus, (la cual funge como un desinfectante natural), se ve excedida en número y no puede "limpiar" y mantener el equilibrio normal de la vagina. Se manifiesta con un mal olor (como a pescado) en la vagina y una secreción vaginal clara, blanca como la leche o gris. El olor puede empeorar durante la menstruación o después de tener relaciones sexuales sin protección. Además, se puede llegar a sentir picor y ardor en la vagina. Ante estos síntomas, se recomienda no utilizar desodorantes vaginales, para ocultar el olor, ya que esto podría hacer que la infección empeorara. Ante este padecimiento, es necesario acudir al médico para evitar las probabilidades de contraer una infección pélvica seria o problemas durante el embarazo.

- Tricomoniasis: Es causada por un parásito unicelular llamado tricomonas vaginalis, el cual se adquiere a través de las relaciones sexuales. Cuando el parásito vive en el hombre y la mujer, es necesario que los dos tomen tratamiento, para que no se sigan contagiando. Ya que en el hombre, aunque se multiplica rápidamente, raras veces causa síntomas; pero en las mujeres los síntomas pueden incluir secreciones vaginales con una consistencia espumosa, gris y verde, maloliente o con olor a pescado. Puede haber picor, ardor y dolor, al orinar o al tener relaciones sexuales. La enfermedad puede ser tratada con medicación.

¡Ya lo saben chicas! Si ustedes presentan algunos de estos síntomas, vayan al ginecólogo (a) para que les haga un examen y las diagnostique, ya que, además de ser incómodo, este tipo de infecciones podrían convertirse en algo más grave y repercutir en la salud de nuestro aparato reproductor. Ante la sospecha de una infección, acudan a un experto, para que él les indique el tratamiento que deben seguir.

Pero además, cabe mencionar, que si no tienen ninguno de estos síntomas, de todas formas deben acudir a una revisión, por lo menos, cada seis meses; ya que muchas mujeres no presentan síntomas visibles ante una infección.

Para más información, les recomiendo que visiten el sitio: www.youngwomenshealth.org