Soltera Dia de San ValentinEstoy segura que más de una habrá dicho por estas fechas: ¡Odio el día de San Valentín porque todo me hace recordar que sigo soltera! Si es así, no se preocupen, no son las únicas que sienten cierto rechazo hacia este día.

Y es que, cuando uno no tiene ni a "un perro que le ladre", el día de San Valentín se convierte en una pesadilla, más que en un gran día, en donde lo único que quisieras es despertar y olvidarte de que cada vez que caminas por las tiendas repletas de corazones y flores, el derroche de amor te hace recordar que sigues soltera.

Si este es tu caso, no te deprimas ni te sientas mal, no se te olvide que este día no sólo es para los enamorados, sino también, para enaltecer lo valioso de la amistad y el amor en todas sus expresiones. Por lo que, el vacío que podrías llegar a sentir por estas fechas, podría desaparecer, si te enfocaras más en el hecho de que, aunque tal vez no tienes una pareja sentimental con quien compartir este tipo de festividades, seguro tienes amigos o familiares, con quienes disfrutar de este gran día y a quienes expresarles lo mucho que los quieres.

Pero si por alguna razón, no puedes estar con ellos, recuerda que todavía existe algo muy importante por lo cual celebrar: ¡Tú! Así es que, aprovecha de tu soltería para consentirte y darte todos esos pequeños caprichos que te hagan sentirte feliz contigo misma. No olvides, que el amor propio es uno de los valores que debemos nutrir, para sentirnos bien con nosotras mismas y con los demás, pues como diría la escritora estadounidense, Louise L. Hay: "El amor es la cura milagrosa para todo mal. Amarse a uno mismo ¡hace milagros! Amarnos significa sentir un gran respeto por nosotros mismos y quienes somos".

Así es que, no tengas miedo de irte al cine tú sola y disfrutar de una gran película con unas palomitas grandes, o de reservar en tu restaurante favorito y pedir tu platillo predilecto; el secreto está en disfrutar de tu propia compañía y descubrir que la clave para no sentirse sola, es aprender a disfrutar de la soledad.

Así es que aprovecha de tu tiempo libre y disfruta al máximo la compañía de tus seres queridos, pero sobre todo, aprende a valorar tu propia compañia.