cuales son los efectos de la radiacion en la salud femenina
A consecuencia del terremoto seguido del tsunami que causó la fuga del material radioactivo de la planta nuclear de Fukushima en Japón el pasado 11 de marzo del 2011 quizás te preguntes, cuáles son los efectos de la radiación en la salud femenina y si necesitas hacer algo en este momento para protegerte si vives fuera de Japón. Aquí te explicamos.

En estos días de conmoción mundial por el terremoto y el tsunami que ocurrieron en Japón, se habla de un tema delicado: la explosión de dos reactores en la planta nuclear en Fukushima, el riesgo de que explote un tercero y que la radiación tenga consecuencias graves para la salud. El gobierno japonés y la Organización Mundial de la Salud están tomando medidas al respecto, distribuyendo pastillas de yodo (que se usan para evitar la contaminación radioactiva en la tiroides) en los centros de evacuación y cerca de las plantas nucleares donde hay escapes de radiación. En Estados Unidos, muchas personas se alarmaron antes la posibilidad de que esos efectos lleguen al país y la demanda por esas pastillas está en aumento. Sin embargo, los expertos en el tema de la radiación y la salud de la Universidad de Oregon, dijeron que no hay necesidad de que cunda el pánico, porque los niveles de radiación peligrosos para la salud no llegarán a Estados Unidos.

Sin embargo, me parece importante hablar acerca de los efectos de la radiación en la salud, en especial, en la salud femenina.

La radiación genera reacciones inmediatas y tiene efectos a largo plazo. Entre las reacciones inmediatas se encuentran aquellas asociadas con quemaduras o envenenamiento por radiación, también conocidos como Síndrome Agudo de la Radiación, que pueden incluir: náuseas, debilidad, pérdida de cabello, quemaduras en la piel, diarrea, hemorragias, trastornos neurológicos y disminución en el funcionamiento de los diferentes órganos. En ocasiones estos síntomas inmediatos pueden desaparecer y la persona se puede sentir bien, pero luego aparecen otra vez en forma de convulsiones, fiebre, fatiga y/o coma. Mientras que los efectos a largo plazo incluyen el desarrollo de cáncer, especialmente, leucemia, cáncer de la tiroides, de los pulmones, tumores cerebrales, cáncer del útero y/o del seno. Los síntomas dependen del tipo de radioactividad al que se estuvo expuesto, de la dosis y el tiempo de exposición y pueden ser de diferente intensidad en diferentes personas.

Por ejemplo, después de la explosión del reactor nuclear de la planta Chernobyl en Ucrania, en 1986 se evaluó la salud de las mujeres que estuvieron expuestas a la radiación y se encontró que las mujeres que vivían cerca de las regiones contaminadas desarrollaron tumores en el útero, los senos, el abdomen y la piel. Además, el cáncer de mama aumentó y muchas mujeres tuvieron problemas para quedar embarazadas o ya estándolo, decidieron buscar la opción de un aborto por miedo a que sus bebés nacieran con defectos debido a las mutaciones (que se refiere a cambios en el ADN causados por la radiación). También se encontró que el cáncer de la tiroides aumentó en los niños.

Si bien lo que ha sucedido en Japón, hasta ahora, no se compara con el accidente en Chernobyl, es bueno estar informados respecto a los posibles efectos en la salud. Es importante aprender sobre la radiación, de la que tanto se habla en estos días en los medios. Así podrás entender mejor cuáles son los riesgos, y estar siempre alerta a las advertencias que se hagan al respecto. Por ahora, no hay que alarmarse, porque como mencioné anteriormente, los niveles de radiación no son tan elevados como para que afecten a muchas personas en el mundo. Sin embargo, en Japón se siguen tomando precauciones y yo espero, como esperamos todos, que no haya más desastres nucleares y que las personas que viven ahí no vean afectada su salud.

Para más información acerca de la radiación, de las pastillas de yoduro de potasio y de cualquier otro tema de salud te invito a que visites www.VidaySalud.com.