beneficios de la manzana
En inglés hay un dicho que dice que una manzana al día, te ayuda a mantenerte sano. Y ahora, también parece que tanto las manzanas secas como las frescas pueden ayudar a bajar el colesterol malo (LDL) y a aumentar el colesterol bueno (HDL). Una excelente noticia para la salud del corazón de las mujeres

Como seguramente recordarás el colesterol es una sustancia grasa que viaja por la sangre. Si alguien tiene el colesterol alto debido a sus malos hábitos alimenticios, a que tiene sobrepeso o antecedentes familiares de colesterol elevado; tiene el riesgo de que el colesterol se deposite en las paredes de sus vasos sanguíneos (las arterias) haciéndolos más angostos, lo cual puede incluso llegar a bloquear el paso de la sangre hacia su corazón y otros órganos (como el cerebro). Esto puede causar enfermedades cardiovasculares (como infartos al corazón, apoplejías o ataques cerebro vasculares) y complicaciones que pueden ser fatales.

Lo bueno es que hay maneras de combatir la elevación anormal del colesterol en la sangre: llevando una dieta sana, haciendo ejercicio y si es necesario, tomando ciertos medicamentos recetados para tal fin. En el caso de las mujeres (y quizá para los hombres también, pero no se han realizado los estudios), hay una buena noticia que involucra a las deliciosas manzanas: Su consumo puede disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentar los de colesterol bueno (HDL). Además, esto no llevaría a un aumento de peso.

En el estudio, realizado por unos médicos de la Universidad Estatal de Florida se evaluó a 160 mujeres de entre 45 y 65 años de edad. Para efectos de la investigación se les dividió en dos grupos: uno comió 75 gramos (1/3 de taza) de manzanas secas todos los días, durante un año; mientras que el otro grupo comió otra fruta seca por el mismo período de tiempo. Se les tomaron exámenes de sangre tres veces a lo largo del estudio y se encontró que aquellas mujeres que comieron las manzanas secas tuvieron una disminución del 23% en su colesterol malo (LDL), de un 14% en su colesterol total, un aumento del 4% en su colesterol bueno (HDL) y una disminución de un 32% en su proteína reactiva C, que es un marcador de inflamación en el cuerpo y que es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Pero además de esta excelente noticia para la salud de tu corazón, comer manzanas secas, no te hace aumentar de peso: los investigadores encontraron que las 240 calorías al día que representa comer esta cantidad de manzanas, al contrario, hizo que las mujeres perdieran un promedio de 3.3 libras al año.

¿Y qué hay de la manzanas frescas? ¿Tienen el mismo efecto también? Para tu deleite, sí. Unos nutricionistas de la American Dietetic Association ( Asociación Americana de Dietistas) dicen que el efecto sería el mismo.

Así que toma nota para que empieces a incorporar esto a tu dieta, si es que tienes tu nivel de colesterol elevado en la sangre: una taza de manzanas frescas equivale a un cuarto de taza de manzanas secas.

El secreto de los beneficios de las manzanas en el colesterol alto de las mujeres tiene que ver con su alto contenido de fibra, algo que se ha demostrado en otros estudios realizados con anterioridad.

Otros alimentos que ayudan a mantener el colesterol en niveles normales son: la avena, los frijoles (habichuelas), las peras, las ciruelas, los pescados, las nueces y el aceite de oliva.

Con esto en mente, ya puedes incorporar en tu mesa diaria, alimentos que le den una mano a tu corazón. ¡A comer manzanas!

Para reportes gratuitos y más información acerca de cualquier tema de salud visítame en www.VidaySalud.com.

¿Necesitas más consejos de salud? Toma nota de las recomendaciones que te da la Dra. Aliza, en estos videos.