lo que no debes hacer al alquilar un auto
Al planificar tus próximas vacaciones familiares, es posible que tengas que considerar alquilar un auto. Típicamente, ésta es una de esas diligencias en las que no pensamos tanto como en el resto del viaje en sí. Yo he aprendido de mis errores, ahora sé que hay que dedicarle tiempo y consideración a esta parte integral de un exitoso viaje con mi familia. Las siguientes son algunas cosas que te comparto para que te ahorres dinero y dolores de cabeza:

1. No esperes al último momento e invierte más que unos pocos minutos en la búsqueda de la oferta que más te conviene. Hazlo, de preferencia, durante el fin de semana, que es cuando este tipo de negocio, está realizando menos transacciones y las ofertas abundan más. Amplía esa búsqueda y haz comparación de precios a través de la Internet (evita hacerla por teléfono o es posible que terminen cobrándote más).

2. Si te es posible, evita alquilar un auto en el aeropuerto ya que en muchas ocasiones, de hacerlo así, terminas pagando impuestos adicionales que no tendrías que pagar en otra localización.

3. Prefiere traer tu GPS portátil, en lugar de pagar extra por el que te ofrecen con el alquiler.

4. No dejes de revisar bien el contrato de alquiler antes de firmarlo. Presta atención a los cargos escondidos (penalidades por cancelación temprana, cargos de la facilidad, etc.) que muchas veces pasan desapercibidos ante los ojos del consumidor. Por ejemplo, muchas veces hay un límite de millas cubiertas dentro del contrato. Pregunta cuánto se te cobrará por milla extra si te excedes del límite.

5. Entiende cuál es la expectativa con respecto al depósito de la gasolina. Si se te pide que devuelvas el depósito lleno, asegúrate de que así te lo han entregado, sino coméntalo antes de partir para que se haga el ajuste necesario en el contrato. Y en este punto también, evita el prepago por la gasolina, si te es posible, o terminarás pagando más de la cuenta. Por esa misma razón, prefiere llenar el tanque en una gasolinera que no esté en el área del aeropuerto.

6. No aceptes automáticamente los seguros que se te ofrecen. Es bueno que verifiques con tu póliza personal de seguro de auto o con la compañía de la tarjeta de crédito que vas a usar para pagar el alquiler, a ver qué cobertura ofrecen en estos casos.

7. No te olvides de preguntar qué tipo de asistencia ofrecen en caso de emergencias. Durante el viaje, lleva contigo la información de contacto del sitio de alquiler por cualquier eventualidad.

8. Si el auto que estás alquilando no está en condiciones óptimas, enséñaselas al representante, antes de salir de la localización del sitio de alquiler o tómale fotos allí mismo frente a él, para que haya constancia de que los daños estaban ahí antes de que tu lo empezaras a usar.

9. No te descuides al estacionar y/o manejar el auto alquilado ya que serás responsable de cualquier infracción de tránsito que puedas recibir durante tu período de alquiler, así como de daños al mismo.