danos cerebro uso internet
¿Eres de las personas que no pueden estar más de un minuto despegadas del Internet? Si tu respuesta es afirmativa, quizás es tiempo de que consideres disminuir tu consumo de Internet, ya que según un estudio reciente, el tamaño del cerebro puede -literalmente- reducirse, en aquellos que pasan más de 10 horas al día conectadas.

Se trata de un efecto, denominado por el investigador David Levvy, como "cerebro de palomitas de maiz", el cual se traduce como un cerebro tan acostumbrado a la estimulación constante de las multitareas electrónicas, que no está preparado para resolver problemas o enfrentar circunstancias, que suceden a un ritmo más lento, en la vida real, según informó el portal de CNN México, en su sección Vida y Salud.

Este efecto, del que habla Levvy, fue recientemente confirmado por un grupo de investigadores chinos que -al realizar una serie de resonancias magnéticas en los cerebros de 18 estudiantes- se percataron de que los estudiantes que reportaron haber pasado alrededor de 10 horas diarias conectados a la red, tenían menos materia gris (parte pensante del cerebro) que los del grupo control que reportaron un consumo de menos de dos horas por día.

Y es que, según varios expertos, es muy fácil que una persona se vuelva "adicta" al Internet o pase demasiadas horas conectada, ya que el cerebro humano, al estar en línea, puede llegar a sentir una gratificación instantánea, debido a la rapidez con la que se mueven las cosas y lo impredecible de la tecnología. Los especialistas ponen como ejemplo, lo estimulante que puede resultar para una persona, leer un "tuit" nuevo, o saber que recibió un e-mail.

¿Qué es lo que se recomienda entonces para darle un "descanso" del Internet a tu cerebro? Estas son algunas de las recomendaciones que ofrece CNN.

- Establece límites para el uso de Internet: Propónte usar el Internet dos horas, por ejemplo, para revisar tus correos personales, actualizar tu estado de Facebook, o visitar tu página favorita en Internet, después de este tiempo, apaga la computadora y haz otras actividades que no te impliquen estar "en línea".

- Mira por la ventana: Según Levvy este sencillo ejercicio puede ayudarte a entrenar a tu cerebro a desacelerarse un poco, es decir, a recuperar el sentido de que en la vida real, las cosas se mueven a un ritmo más lento.

- Establece tiempos libres: El psicólogo Robert Leahy, director del Instituto Americano para Terapia Cognitiva, recomienda experimentar tiempos libres de BlackBerry. Esto, según dicho especialista, consiste en establecerte un horario fijo, en el que no revises tu celular o "te conectes" al Internet, y te premies cada vez que cumplas con este propósito.

En fin, hay muchas cosas productivas que podemos hacer "fuera de línea", como salir con los amigos, disfrutar de una caminata con un ser querido o tener una charla con el vecino; lo importante es estar concientes de que hay vida más allá del Internet ¿no lo creen?

¿Tú te consideras adicta al Internet?, ¿Pasas muchas horas conectada? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Una de las actividades que puedes llevar a cabo para no estar conectada al Internet todo el tiempo, es el ejercicio. Mira unas rutinas en estos videos.