olvido tomar pastilla anticonceptiva antibiotico
Te sentiste mejor y dejaste de tomar el antibiótico que te recetaron... O andas tan ocupada que ni cuenta te diste que se te olvidó tomar la pastilla anticonceptiva. Y ahora, ¿qué puedes hacer? Estos olvidos y errores son muy comunes. Ahora te explico cómo solucionarlos.

1. No terminé el curso de antibióticos que me recetaron.

Sucede con mucha frecuencia que la persona deja de tomar el antibiótico cuando empieza a sentirse mejor, ya sea que al disminuir los síntomas la condición ya pasa a un segundo plano o porque piensas que ya se curó. Pero el hecho de sentirse mejor no quiere decir que se haya eliminado la bacteria. De hecho, dejar el medicamento incrementa las probabilidades de volver a enfermarse. Si dejas el antibiótico antes de tiempo, sin acabar todas las pastillas que te recetó el médico, estás contribuyendo a la creciente tendencia de la resistencia a los antibióticos y te explico por qué. Durante los primeros días, el medicamento elimina los gérmenes más débiles. Si interrumpes el curso completo, estás dejando activas a las cepas más fuertes, que entonces se irán haciendo más resistentes a los antibióticos.

¿Qué puedes hacer?

Si te das cuenta que han pasado dos días sin tomarlo, comienza a tomar las pastillas restantes hasta acabarlas. Pero si ya ha pasado una semana, no las tomes ya que para ese entonces las bacterias que te causaron la infección pueden haber mutado (cambiado) y solamente estarías aumentando su resistencia al antibiótico. Si dejaste de tomarlo porque te provocó efectos secundarios como náusea o diarrea, tómalo con alimentos (lee las indicaciones del envase o pregúntale al doctor o al farmacéutico). Si eso no te ayuda, llama al doctor para que te recete uno diferente o te modifique la dosis. Pero no cambies la dosis sin hablar con tu médico.

Conviene que sepas que al tomar antibióticos se eliminan también algunas bacterias "buenas" que normalmente viven en el intestino, y esto, a veces, puede causar efectos secundarios como diarrea o dolor de estómago. Mientras tomas los antibióticos frecuentemente puedes contrarrestar este efecto comiendo yogur con colonias activas de bacterias o tomando un suplemento de probióticos (pero ni los cultivos vivos ni los probióticos se recomiendan en personas con sistemas de defensas debilitados o en embarazadas, así que chequea con tu médico si los puedes tomar). Los antibióticos también pueden causar una infección vaginal por hongos al alterar el pH (el grado de acidez) de la vagina. Si esto te sucede a menudo, pregúntale a tu doctor si valdría la pena que te recete una crema vaginal para combatirla junto con la receta del antibiótico.

2. Se me olvidó tomar la pastilla anticonceptiva.

Saltarse una pastilla no es un problema serio, siempre que puedas compensar el olvido de la forma correcta.

¿Qué puedes hacer?

Si estás tomando una pastilla combinada con progesterona y estrógeno (como Ortho Tri-Cyclen o Seasonique), tómala tan pronto te acuerdes (está bien tomar dos al día). Si te has saltado más de dos días, comienza un paquete nuevo (esto alterará tu ciclo menstrual). Recuerda usar protección adicional (condones o espermicidas) durante estos días si tienes relaciones sexuales, por si se activa la ovulación. En caso de que estés tomando pastillas que solamente contengan progesterona (como Micronor u Ovrette) y te acuerdas a las 3 horas más o menos de tu hora habitual de tomarla, tómala inmediatamente. Si te has pasado de las 3 horas, tómala en cuanto te acuerdes pero deberás utilizar protección adicional durante una semana. Este tipo de pastillas tiene un nivel más bajo de hormonas, así que si te saltas la dosis se puede estimular la ovulación.

Conviene que sepas que si se te olvida tomar la pastilla con relativa frecuencia, puedes consultar con el ginecólogo para ver si te recomienda otro tipo de anticonceptivo que no tengas que recordar diariamente. Entre las opciones a tu disposición están los anillos vaginales (que cambias mensualmente) y los dispositivos intrauterinos (DIUs) que una vez insertados pueden ser efectivos durante varios años. Estos últimos por lo general hacen que los períodos menstruales sean más copiosos y abundantes y pueden provocarte dolor (tipo cólico) durante la menstruación. Solamente el ginecólogo puede colocarlos y quitarlos.

Al tomar un medicamento, especialmente los antibióticos, sigue con cuidado las indicaciones del doctor o del farmacéutico. Lee además las instrucciones del envase para saber exactamente qué efectos secundarios produce y cómo tomarlo y guardarlo. En cuanto a la pastilla anticonceptiva u otra pastilla que debas tomar a diario, establece una rutina y tómala a la misma hora para evitar olvidos no deseados. Y ante cualquier duda, consulta con tu doctor para corregir la situación lo antes posible. Y como siempre te invito para más información sobre cualquier tema de salud a que me visites en www.VidaySalud.com en donde además encuentras reportes gratuitos, grupos de apoyo y recetas deliciosas. También te invito a que me dejes tus comentarios en www.facebook.com/vidaysalud y a que me sigas en http://twitter.com/#!/VidaySalud.

¿Quieres más tips de salud y bienestar? ¡No te pierdas estos videos!


En Tu Voz nos importa mucho tu opinión para poder seguir brindándote una experiencia única y enriquecedora. Ayúdanos a saber más de ti, contestando esta encuesta.