como ser optimista
¡Feliz Año Amigas! Nuevamente conectadas para compartir antes de que el 2011 termine acerca de un elemento primordial para fortalecer tus resoluciones del 2012. Al terminar esta jornada de doce meses reflexionamos sobre nuestro desempeño, sobre los logros y los desafíos con los que nos enfrentamos. Cada vez son mayores los eventos desafiantes que nos rodean. En nuestra diario vivir experimentamos constantes retos que nos plantean adoptar actitudes y pensamientos que nos ayuden a manejar una visión esperanzadora en nuestro horizonte.

En lo personal siempre he sido una persona optimista y aún en momentos inciertos he mantenido una posición orientada a generarme a mi misma seguridad y confianza. Las expresiones afirmativas dentro mis pensamientos me han servido para matizar mis sueños y convertirlos en metas. De esta forma he recorrido algunos caminos que me llevaron a salir victoriosa en el concurso Miss Universo y a emprender algunas facetas profesionales importantes en mi vida.

Así como las palabras tienen un efecto directo y un poder de convicción, los pensamientos son arrolladoramente poderosos y creativos para bien y para mal. Los éxitos se gestan en tu mente y se abonan con tus pensamientos. La inteligencia de los seres humanos, debe ser interpretada y dirigida a lo que llamamos inteligencia espiritual; esta a su vez la podemos convertir en una plataforma de anhelos positivos, ideales constructivos y sueños razonables para convertirlos en realidad.

Muchas personas se dejan llevar por el mal del negativismo y construyen escenarios amenazantes alrededor de sus deseos. Les resulta entonces más fácil desanimarse y renunciar a sus sueños que combatir esos pensamientos y comenzar a librar la batalla con una nueva actitud.

Claro está que en la vida no todo se logra de la manera como lo construimos en nuestra mente, pero si es muy cierto que el trabajo de tu mente te acerca al logro de mejores propósitos de vida. Al mismo tiempo que al recrear tu mente con planteamientos de esperanza y metas constructivas produces bienestar equilibrio y enfoque.

Siempre hemos oído decir que las personas reflejamos por fuera como somos por dentro o que la cara es el espejo del alma. Estoy convencida que cuando llenamos nuestros pensamientos de optimismo y realizaciones, reflejaremos una imagen corporal plena, saludable irradiando y transmitiendo confianza y seguridad.

Amigas, en el umbral de un nuevo año que comienza para todos, las invito a poner en práctica las expresiones afirmativas que le darán sustento a tus propósitos y a tus sueños. Para esto es necesario tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

· Bloquea la tendencia a pensar mal y a predecir negativamente los resultados de tus actuaciones o de lo que esperas alcanzar.

· Al levantarte, en el contexto de tus oraciones, pídele a Dios, confianza y desarrolla la motivación en ti misma, identificando mentalmente logros y aciertos.

· Contabiliza tus errores y desaciertos como dosis de experiencia para aprender a vivir y sacar lo mejor de ti.

· Desecha hábitos innecesarios y actitudes poco gratificantes ejerciendo una transformación gradual en tu comportamiento diario.

· Cree firmemente, en que tienes oportunidades y enfócate en ganar terreno para que tus talentos y fortalezas sean demostradas y aplicadas.

· No te desanimes, en el camino, no dejes de avanzar, no renuncies, aún cuando te sientas en contra de la corriente.

· Lleva cuenta de tu avance y celebra tus logros para desarrollar tu crecimiento espiritual.

· Comparte con los demás tu visión espiritual hacia el logro, para así animar a otros a construir una plataforma de expresiones positivas.

Y no olvides, que las expresiones optimistas son alimento para tu creatividad personal, para tu seguridad y para fortalecer los ideales y el propósito para el cual Dios te ha creado.

Espero que reciban un año 2012 pleno de esperanza, de paz, de fe y de bienestar. Que nuestro Dios equipe sus corazones de fuerza solidaria, de compromiso por los demás para trabajar por replantear un mundo mejor.

¡Feliz 2012!

Hasta la próxima, ¡bendiciones!

Mira estas ideas para celebrar año nuevo