Visita el canal de noticias en HuffPost Voces
Skip to main content
03 Jan
Comenta Aquí

¿No te falta decirle "gracias" a alguien?

cuando se debe ser agradecido
Cuando abrí el sobre cayó un cheque de $300 dólares que yo misma había hecho a nombre de Russ Haven, un abogado que me había ayudado a expeditar el proceso de incorporar mi plataforma Latinos in College como organización sin fines de lucro. Russ no había cobrado el cheque y me lo estaba devolviendo con una notita: "Te deseo suerte en el gran trabajo que haces con tu organización". Su gesto me emocionó tanto que de inmediato hice una lista mental de todos los actos de generosidad inesperados que tuve la suerte de recibir el año que acabamos de despedir.

Hubo muchos tanto a nivel personal como profesional. Desde una persona anónima que me nominó para un premio, pasando por presentaciones que amigos y colegas me hicieron a celebridades a las que entrevisté para mi libro, flores que un amigo agradecido dejó en la puerta de mi casa, y un piropo dicho en el momento justo. Desde estudiantes y profesionales que dedicaron su tiempo y energía a apoyar mis causas hasta invitaciones a los mejores conciertos y shows de Broadway para los que es imposible encontrar boletos. Desde amigos cercanos que hicieron lo que fuera por mi antes de que se los pidiera, hasta desconocidos que amplificaron mi mensaje apoyándome con sus redes sociales.

Estoy segura de que tú también has recibido este tipo de obsequios pero tal vez has estado muy ocupada haciendo malabarismos con tus responsabilidades laborales y familiares y no te has detenido a agradecerle a las personas que hicieron que el 2011 fuera más agradable y exitoso.

Te propongo que además de cumplir con tus propósitos a principio del año, crees una lista de agradecimientos. Si empiezas desde este mes y anotas cada uno de los actos de generosidad que alguien te ofrece durante el año, en diciembre tendrás una hermosa lista de gente a la cual podrás agradecer con una llamada, una tarjeta o una pequeña atención.

Como la vida es siempre una ida y vuelta, este ejercicio me hizo pensar en mi propio comportamiento hacia terceros. ¿Hice lo suficiente? ¿Ayudé a todos aquellos que estaba a mi alcance ayudar? ¿Le di la espalda a alguien a quien le hubiera podido dar una mano? Y aunque lógicamente uno no puede ayudar a todo el mundo, estas preguntas me ayudarán (a ti también si decides aceptar mi propuesta) a mantenerme alerta a las oportunidades que se me presenten.

La generosidad es el aceite que permite que las ruedas del mundo giren en forma armónica. Te invito a que la practiques a diario y a que te tomes el tiempo de reconocer a quienes son generosos contigo.

Entonces, a todos los que han traído felicidad a mi vida y a mi trabajo en el 2011 les mando un enorme beso y un abrazo de profundo agradecimiento.

No te olvides de hacerle LIKE a mi página de Facebook para estar en contacto conmigo o de seguirme por Twitter para recibir consejos e inspiración diaria.

Mira estos consejos de motivación





IMPORTANTE - Contenido Puramente Informativo: El contenido de esta página es puramente informativo y no tiene la intención de sustituir asesoría profesional, incluyendo y no limitado, a todo contenido sobre inversiones o estrategias financieras, salud o cuestiones médicas, etc. Por favor consulte a un profesional sobre cualquier pregunta que pueda tener en relación a estos temas.

Notas Relevantes

SUMA TUS COMENTARIOS