Energia emocional
¿Te sientes irritable, impaciente o ansiosa?, ¿No tienes tiempo suficiente para estar con tu familia y seres queridos o cuando estás con ellos es como si no estuvieras en el mismo lugar? ¿Dispones de poco tiempo para las actividades que más disfrutas? La irritabilidad, impaciencia, ansiedad e inseguridad provocan una fuga de energía emocional y mental.

La calidad de la energía se consigue a través de las emociones. Cuando las personas somos capaces de controlar las emociones, podemos mejorar la calidad de nuestra energía, independientemente de las presiones externas a las que nos enfrentamos en la vida.

Es necesario ser consciente del impacto que tienen nuestras emociones en los demás. Todos nos damos cuenta que funcionamos mejor con energía positiva, aunque las situaciones pinten mal. Lo que nos sorprende es que NO somos capaces de funcionar bien cuando nos sentimos de otra manera. Desafortunadamente, si no paramos a recuperarnos intermitentemente, no somos capaces fisiológicamente de sostener emociones positivas por largos períodos de tiempo.

Un ritual muy sencillo y poderoso para mejorar la calidad de la energía emocional consiste en una respiración abdominal profunda: exhalar lentamente durante 5 ó 6 segundos. Este ejercicio induce a la relajación y recuperación, desactivando las emociones negativas como la irritabilidad, impaciencia, ansiedad e inseguridad.

También, puedes llenarte de emociones positivas a ti mismo y a los demás expresando regularmente agradecimientos en términos detallados a través de notas, correos electrónicos, llamadas telefónicas o conversaciones.

Podemos cultivar energía positiva cambiando las historias que nos contamos a nosotros mismos sobre los eventos de nuestra propia vida. Aprender a mirar las situaciones perturbadoras desde otra perspectiva mejora mucho la calidad de la energía emocional. Es aconsejable invertir la óptica preguntándose qué podría decir la otra persona en el conflicto. Otra técnica que se utiliza es la de mirar a largo plazo y cuestionarse cómo se verá determinada situación en seis meses.

En la vida siempre es bueno preguntarse qué puedo hacer y aprender cuando atravesamos por situaciones turbulentas en todos los aspectos. ¡Recuerda que ni nada es tan bueno, ni tan malo!

Nota relacionada:
- ¿Sabes cómo gestionar tu energía física?

VIDEOS RELACIONADOS:

Dra. Aliza - Camina Todos Los Días Y Combate El Estrés