Un nuevo método para obtener el cuerpo perfecto y bajar calorías está de moda entre los estudiantes y jóvenes norteamericanos, aunque parece ser una tendencia global que también está afectando a países europeos. Los nutricionistas la califican como una conducta anómala porque restringe la alimentación durante la semana para tomar calorías a partir del alcohol durante el fin de semana. Estamos frente a una nueva enfermedad conocida como la ebriorexia o drunkorexia.

Junto con la anorexia y la bulimia nerviosa, la ebriorexia es otro trastorno alimenticio relacionado con la falta de autoestima que requiere de un tratamiento especializado. El cambio corporal y físico es drástico en los jóvenes, que ignoran los graves problemas que provocan la ingesta de alcohol con el estómago vacío.

Dicen los jóvenes afectados por esta enfermedad que al principio se sienten muy bien. Sólo cuando surgen las primeras consecuencias, se dan cuenta que no fue una buena idea.

Todo empieza al sustituir determinados alimentos por bebidas alcohólicas. Cuando el cuerpo se acostumbra, se abstienen de comer cualquier tipo de alimento nutritivo. Las consecuencias son contundentes para el cuerpo. Primero se deshidrata, después vienen los vómitos. La masa corporal desaparece poco a poco provocando cambios irreversibles en el cuerpo ante los desequilibrios de electrolitos y la carencia de energía, vitaminas y proteínas, entre otros.

Una encuesta reciente de la Universidad encontró que uno de cada seis estudiantes no come antes de beber alcohol para ahorrar dinero en la comida o bajar de peso.

Es necesario hablar cuanto antes con los jóvenes sobre el consumo de alcohol con el estómago vacío y sus graves consecuencias. Lo mejor para bajar de peso es precisamente todo lo contrario: restringir el alcohol, no la comida. Una dieta equilibrada es el mejor camino para bajar de peso e, incluso, ahorrar dinero.

¿Qué opinas de esta nueva tendencia?

Ve además:
- La 'drunkonexia', un nuevo peligro para nuestros adolescentes
- Alcoholismo en adolescentes es influenciado por películas
- Más allá de la mayoría de edad

Temas relacionados:

Teen Drinking: Protective Factors Part 3