Cuando Patricia San Pedro fue diagnosticada con un severo tipo de cáncer de seno hace tres años, se encontraba en una librería, pasando una tarde agradable con una de sus mejores amigas. La llamada llegó confirmando lo peor. Tras el shock inicial, que duró unas cuantas horas, San Pedro hizo lo que a ninguna de nosotras se nos hubiera ocurrido: Llamó a...